Inicio de Sesión

Enfermedades invisibles

OPINIÓNDesde el Tejado

Por Jarixa Veloz

Twitter:@jarixa85

Instagram @mariposasilente

Instagram @jarixaveloz

Asma, Lupus, Artritis, Esclerosis Múltiple, en fin existen más de 150 enfermedades autoinmunes, a las que muchos hemos denominado enfermedades invisibles. El que las padece en muchos casos sufre los síntomas pero no parece enfermo.

Se les llama autoinmunes para decirlo en lenguaje llano, porque son provocadas debido a un sistema autoinmune mal trecho, olvidadizo, porque suele no solo inmiscuirse con los virus y bacterias sino que empieza a dañar tejidos sanos, eso trae consigo dolor, mucho dolor!!!, fatiga extrema y daños en cualquier órgano  del cuerpo y aun así a veces incluso pasando por las peores rachas no es algo que se refleje en el rostro, no es algo que puedas leer.

Ahora lo que yo nunca podré entender porque una sociedad, incluso hasta algunos médicos, las empresas y a veces hasta la propia familia ponga en tela de juicio, el dolor y el malestar de una persona. ¿Como? Una persona te dice que le duele, que se siente muy mal y alguien cometa la osadía de poner en duda algo tan grave, peor aún como un médico le hace esto a su paciente, una empresa no cree ni siquiera en tus licencias médicas porque quizás hiciste algún truco, lo que en realidad pasa contigo es que eres un vago.

Vengo con la peor parte. Las familias, antes de lograr un diagnóstico, no depositan confianza en sus familiares y los llegan a tildar de dementes, hipocondríacos o simplemente muy flojos para hacer cualquier cosa.

Muchas de estas enfermedades por ejemplo como la fibromialgia que en realidad no es del todo de origen autoinmune sino más bien neuropático de origen desconocido, afecta en su mayoría a mujeres por igual el Lupus. La fibromialgia en particular ha sido llamada de manera vil como “La enfermedad de las mujeres nerviosas” “La enfermedad de las vagas” “la enfermedad de las mujeres inconformes que les duele hasta el aire que respiran”. Si así como se oye, una dolencia minimizada y tratada con ligereza como un desagradable chiste de mal gusto.

Oír y vivir en carne propia estas cosas, me pone en la posición de hablarles directo a esas personas que creen que estas dolencias son un mito. Tengo para decirles que son dolencias reales, físicas, crónicas, científicamente comprobadas y que no tienen cura.

PUNTOS GATILLO O DE DOLOR

Por ejemplo en el caso de la fibromialgia, no existen pruebas de laboratorio para comprobarla, sino que se hace a través de un examen físico, haciendo presión en los puntos de dolor o puntos gatillo, viene desatada mayormente por un trauma físico, emocional o situación de stress aplastante. A esos que cuestionan, que les parecería sentir miles de alfiles clavados en su cuerpo, corrientazos continuos en las piernas, dolor debilitante, la impotencia de que hasta el roce de tu ropa te duela (alodinia) y que nada te quite esas sensaciones por ende te hundes en la depresión y la ansiedad y ni se diga de lidiar con las consecuencias del Lupus que la más sencilla es la hipersensibilidad al sol que hace tu vida miserable muchas veces por la alergia solar que provoca y si sigo la lista con las demás enfermedades de esta clase no termino.

No crees que es demasiado con que lidiar para también tenerse que enfrentarse al paredón de la crueldad y la ignorancia para poder probar la existencia de algo que es real y así lograr un poco de comprensión.

Esto no pasa solo aquí en República Dominicana, es un asunto mundial, hay que educar y crear consciencia, es casi irreal pensar que una persona en promedio dura 5 años ´para recibir un diagnóstico oportuno frente a la incredulidad de los médicos y que encima toda una sociedad los atropelle, creando marcas psicológicas irreversibles.

Se trata de compasión, de amor al prójimo. La próxima vez que cuestiones el estado de salud de una persona, te invito a que lo pienses dos veces, en otra ocasión esa persona ¡podrías ser tú!. Y si eres paciente de una enfermedad autoinmune o llevas tiempo padeciendo síntomas no estas solo, ni loco, allá afuera hay más personas como tú, no descanses hasta conseguir la ayuda profesional adecuada, nadie conoce mejor tu cuerpo que tú.

Comentários no Facebook